Circunstancias especiales o extraordinarias en el tiempo han impulsado a vivir la devoción y a manifestar nuestra fe de diversas maneras, esto según los criterios de discernimiento basados en el bien común, en la preservación de la vida, de la paz social y de la salud del pueblo.

Así como de manera extraordinaria en otros momentos, la Imagen ha sido llevada en procesión o recorrido por nuestras calles de Barquisimeto, o como de manera novedosa se vivió en el pasado enero, en el año 2022 tomaremos un sentido distinto en nuestra procesión motivado por las actuales circunstancias que nos azotan.

La Comisión Central Organizadora ha querido proseguir la experiencia de virtualidad vivida en la Festividad Litúrgica del año 2021, sumando para el día 14 de enero de 2022 y en días sucesivos, un recorrido de la Imagen de la Divina Pastora por las principales calles y avenidas de la ciudad.

Un recorrido similar al realizado el 12 de abril del 2020, día en que la Iglesia celebró el Domingo de Resurrección de ese año. La imagen de la Divina Pastora transitó sin fieles las distintas vías, como una rogativa para que intercediera por el cese la pandemia del coronavirus.  En esta ocasión luego de la Celebración Eucarística del día 14, la Imagen emprenderá, en el Pastora Móvil, un recorrido, que aún se está definiendo, pero que con toda seguridad será de mayor distancia que en aquella oportunidad. Y así la Imagen de nuestra amada y venerada Divina Pastora, irá a Barquisimeto en esa fecha tan especial. Por esto se ha querido llamar está experiencia:  RECORRIDO DE LA IMAGEN DE LA DIVINA PASTORA POR BARQUISIMETO

¡Divina Pastora, Reina y Madre de la Familia, ruega por nosotros!

El lema escogido para este recorrido de la Imagen de la Divina Pastora está relacionado al Año de la Sagrada Familia, como celebración de los cinco años de la exhortación apostólica Amoris Laetitiae del Santo Padre Francisco y también en atención al año dedicado a San José.

La Comisión Central ha querido valorar el significado pleno del don de la vida del matrimonio, de los miembros de la familia, con la presencia maternal de María, la Madre de Dios y Nuestra que reina en los corazones de cada persona, de cada núcleo familiar, de cada comunidad de fe, de toda la sociedad y promover así la Familia Iglesia Doméstica y la Iglesia Familia de Dios.

Galeria - 5